De embriones y personas nacidas

Marta Lamas
 
Dos cuestiones, una positiva y una negativa, son el saldo del reciente debate en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. La positiva es que el riguroso proyecto del Ministro Fernando Franco gana la votación con mayoría simple (7 ministros/a de 11), lo que indica que en la Suprema Corte predominan las posturas progresistas. La negativa tiene cuatro dimensiones: las posturas timoratas y conservadoras de la minoría (4 ministros/a), el clima de fanatismo religioso que rodeó el proceso, la improcedente presión que hicieron Presidencia y Gobernación y la confusión generalizada en los medios sobre qué se estaba realmente discutiendo